post

Villa Elisa fue fundada en 1890 por Hector de Elia. Forma parte de un proceso que transformaría profundamente la esencia Argentina, el fenómeno inmigratorio. Tres o cuatro corrientes bien definidas constituyeron prácticamente el total de la población de la Colonia original: piamonteses (italianos de la región del Piemonte), Valesanos (suizos provenientes del Cantón de Valais), Saboyanos (franceses provenientes a la parte francesa – a la fecha de fundación de Villa Elisa- recientemente escindido Reino de Saboya) y Vascos (provenientes de la parte española).

Considerada la “ciudad jardin” por sus generosos espacios verdes, sus amplias avenidas, sus flores, su higiene urbana y la hospitalidad del elisense que lo hacen sentir en un clima amigable, agradable, de descanso y tranquilidad. La principales actividades productivas de la cuidad son la actividad agrícola y ganadera, el turismo y la avicultura las cuales constituyen la principal fuente generadora de recursos económicos para la ciudad. La actividad turística se ha incorporado recientemente a la economía local, a partir de la habilitación del Complejo de Aguas Termales a fines de 1999, y ha experimentado un amplio crecimiento, estimándose que en la actualidad ocupa un lugar privilegiado en la generación de ingresos financieros y ocupación de mano de obra.